Teléfono (+598) 4479 6159 Whatsapp (+598) 99 009567
Atención telefónica de 08.oo a 22.oo hrs
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Pay with PayPal, PayPal Credit or any major credit card

Reservation Amount: $ USD

La Paloma a comienzos del siglo XX.

Se encontraba la Estación del tren, después lo de Pizarro (un barcito donde está la cancha de bochas actualmente), luego dos vagones eran la vivienda del cuidador del Parque Andresito (don Familino), después la estación, una casilla grande donde funcionaba la Aduana, luego venía el Hotel Brancaccio, era un lindo hotel.

Después del hotel estaba el almacén de Don Benedicto, sobre pilotes, tenía una escalera y un mostrador muy alto.   Cuando los niños iban “haciendo los mandados” se llevaban caramelos que eran “la yapa de don Benedicto”.

Donde actualmente es el ingreso a Costa Azul, funcionaba un frigorífico “La Pampa” que luego fue fábrica de hongos, envasados, y por último la fábrica Barrere para procesamiento de pescado (décadas del 80 y 90).

El primer hotel que tuvo La Paloma fue el hotel “Gamboa”, era punto de reunión, se hacían loterías, fiestas, bailes, toda la vida social del verano pasaba por el hotel.

“La Enramada” frente a la Bahía Grande eran unos quinchos atendidos por Doña Florinda y su esposo, que preparaban lechones a la brasas para esperar a los grupos de turistas que venían a pasear desde Montevideo en tren todos los domingos en verano.

La familia Solari instaló varios comercios chicos, local de ONDA, farmacia, también había una carpintería grande por el centro, y en el salón comedor Caledonia (donde actualmente está La Farola) estaba el Golfito donde venían a jugar todas las familias.